Semana de Cine Japonés

Desde su nacimiento, el calendario de actividades de la Asociación de cine Vértigo ha estado abierto a distintas cinematografías, pero es cierto que, de forma recurrente, el cine japonés ha tenido una presencia destacada. El interés generado por distintas proyecciones puntuales de cine nipón dio paso, a partir de 2002, a la celebración de una Semana de cine japonés, organizada inicialmente en colaboración con el Consulado de Japón en Las Palmas de Gran Canaria y la Obra Social de La Caja Insular de Ahorros. 

El notable éxito de público de aquella actividad posibilitó que a partir de 2003 se acometiese la organización anual de una Semana de cine japonés. En la actualidad, organizada enteramente por la Asociación de cine Vértigo y teniendo como emplazamiento la Casa de Colón, se ha convertido en una de las actividades más consolidadas de la Asociación, siendo la que pone el broche de cierre a cada una de sus temporadas de proyección.  

Durante estos años la Semana de cine japonés ha dedicado monográficos a algunos de los cineastas más legendarios ese país (Kurosawa, Ozu, Naruse, Kitano, etc.) y se han revisado generaciones y estilos (el Chámbara, la generación de los 60, etc.,). 

La 15ª edición de la Semana de cine japonés de Las Palmas de Gran Canaria, que se celebrará del 24 al 28 de julio, estará dedicada a uno de los grandes directores japoneses, Kenji Mizoguchi. Su nombre figura con letras de oro en la Historia del cine y muchos le consideran como parte fundamental de la Santísima Trinidad del cine japonés, junto a Ozu y Kurosawa. Se mantuvo en activo entre 1923 y 1956, un periodo fundamental en la historia moderna de Japón se refiere y que Mizoguchi diseccionó con brillantez, sirviéndose de una puesta en escena inmejorable, siempre al servicio de unos personajes fuertes y profundos, con los que elaboró algunos de los momentos más conmovedores que se han visto sobre una pantalla de cine.