Saneamento básico, o filme

  • Casa de Colón 1 Calle Colón Las Palmas de Gran Canaria, CN, 35001 Spain

Saneamento básico, o filme

Brasil, 2007. Color. 112’.

Dirección y guion: Jorge Furtado.
Música: Leo Henkin.
Fotografía: Jacob Solitrenick.
Montaje: Giba Assis Brasil.
Intérpretes: Fernanda Torres, Wagner Moura, Camila Pitanga, Bruno Garcia, Janaína Kremer Motta, Lázaro Ramos, Tonico Pereira, Paulo José.
Sinopsis: Los habitantes de la pequeña Linha Cristal, una comunidad formada por descendientes de inmigrantes italianos, se moviliza para construir una cloaca para el tratamiento de las aguas residuales. Eligen una comisión y presentan su solicitud en la submunicipalidad pero, aunque se les reconoce la necesidad de la obra, se carece de partida presupuestaria. Sólo una asignación federal para la producción de una película de ficción, que habría que devolver si no se gasta. De modo que deciden rodar un film sobre la propia obra con la participación de los propios vecinos, aderezado con la presencia de un monstruo que mora en la cloaca.

Reconocimientos:

  • Grande Prêmio do Cinema Brasileiro – Nominada al mejor guion original y a los efectos especiales.
  • Festival du Cinéma Brésilien de Paris (Francia) – Premio del público.
  • Prêmio Contigo! do Cinema Nacional (Brasil) – Mejor actriz.
  • Associação de Críticos de Cinema do Rio Grande do Sul, ACCIRS (Brasil) - Prêmio Luiz César Cozzatti.
Saneamiento básico es la conjunción de un elenco de primera, un guion creativo y una siempre necesaria provocación a la paradoja que es Brasil, usando la mejor de las armas: la risa
— Franthiesco Ballerini, Jornal da Tarde
Una calurosa declaración de amor a la ficción. Furtado muestra con sensibilidad el poder atractivo de la fabulación y del cine, capaz de movilizar a las personas que les son más refractarias y tener vigor en condiciones adversas y lugares remotos, invocando la primacía de la imaginación aun cuando la realidad impone sus necesidades.
— Roger Lerina, Zero Hora

Si, por un lado, Furtado parece en algunos momentos estar haciendo el elogio de un cinema naif e inocente (como en una fase pretécnica), o de un todo vale creativo, más allá de cualquier crítica (que todos hagan películas, sin importar cuáles), por otro, hay el estímulo de la pasión por la creación artística ante todo. Y, quizá aún más importante, que esta se pueda manifestar en cualquier lugar: en un gran centro o en una comunidad lejana. Porque de esto depende la salud artística (más allá de la rúbrica de ‘cultura’) de un pueblo: de la multiplicidad y diversidad de todo aquello que no es ordinario, sino personal, inventivo y apasionado.
— Tatiana Monassa, Contracampo
November 24
La última tierra
January 9
El fraude